La solución Loxone

En la Smart Home de Loxone puede controlarlo todo, desde un simple control de iluminación hasta un complejo control del clima o del sistema fotovoltaico, todo desde cualquier pulsador o smartphone. ¿Lo mejor? Que la casa sabe qué debe hacer en cada momento porque está automatizada.

El Dilema

En el hogar medio actual se pueden encontrar varios dispositivos, sistemas y aparatos, como sistemas de calefacción, iluminación, audiovisuales, productos electrónicos de consumo y cada uno de ellos controlado de forma individual, mediante su propio interruptor, app o control.

El problema es que ninguno de ellos son capaces de comunicarse entre sí con el fin de satisfacer por completo las demandas del propietario. Ni cómodo ni inteligente.

Control Centralizado

En cambio en la Smart Home de Loxone todo está relacionado entre sí de forma inteligente. El núcleo del sistema: El Miniserver.

Esto significa que un simple detector de presencia puede controlar no sólo la iluminación, sinó ser componente también del sistema de alarma, de encender o apagar la calefacción, poner en marcha el audio, entre otras funciones. ¡Di adiós a los dispositivos aislados!

De una forma simple

Con un simple clic al pulsador al entrar en casa, o un simple clic en la App, puede activar la escena predefinida en su casa, creando un ambiente perfecto. Sólo debe imaginarse la escena que desea y crearla.

"Quiero saber más"

Automatización Inteligente

La Smart Home de Loxone responde automáticamente con las necesidades de casa. Iluminación regulada, condiciones climáticas, cerrar o subir persianas ante alertas y mucho más.

Ella actúa sin necesidad que el usuario haga nada.

"Quiero saber más"

Flexible ante cambios en el futuro

Incluso si las circumstancias cambian y renueva su casa, el Miniserver es lo suficientemente flexible para adaptar la casa.

Su casa será inteligente, más segura y confortable y más eficiente energéticamente. Todo con una operación fácil y personalizada.

Un día en una Smart Home de Loxone

Vea cómo puede ser un día entero en una casa inteligente, desde levantarse hasta irse a dormir, descubriendo cómo van comportándose los dispositivos en casa, incluso cuando no estamos.

La experiencia