Ayuntamiento Caldes de Malavella

Meritxell Esquius
abril 1, 2019 in Casos prácticos

Una situación bastante recurrente en edificios de grandes dimensiones es la incorrecta gestión y control de los sistemas de calefacción y refrigeración. ¿Cuántas veces habéis estado en un edificio donde en una parte, los usuarios tienen frío y en la otra la calefacción está tan alta que deben abrir incluso las ventanas?

¡Realmente estamos hablando de un pecado energético en toda regla!

En este caso práctico, vemos cómo se ha solucionado este problema gracias a la tecnología Loxone en el edificio del ayuntamiento de Caldes de Malavella, ubicado en la provincia de Girona.

Situación previa de la oficina

La primera fase del proyecto se ha realizado en la planta baja del edificio, donde se encuentran las oficinas de urbanismo.

En este espacio encontramos la recepción, dos despachos y una zona central. El sistema de climatización mediante fancoils frío y calor era centralizado provocando un desequilibrio entre zonas y un coste energético superior.

Su integración con el sistema Loxone, con una inversión aproximada de 3.500 €, ha supuesto un cambio significativo en las condiciones para el trabajo y el ahorro.

¿Cómo ha afectado en el control esta integración?

Se han instalado pulsadores Loxone Touch en cada estancia, con los que no solamente controlamos los ambientes de iluminación con comunicación DALI, sino también incorporan un sensor de temperatura y humedad. En una estancia con más de un pulsador Touch, se realiza la temperatura media entre los datos que nos aporta cada pulsador, obteniendo así la situación climática más real.

El sistema adapta ahora el funcionamiento de las máquinas según necesidades de forma automática, activándose y desactivándose a las temperaturas objetivo ideales.

Los usuarios, además, tienen el control de la climatización e iluminación desde su mismo ordenador, facilitando al máximo la edición de consignas y horarios. Así como el apagado general evitando que queden dispositivos en marcha como podía pasar anteriormente.

El personal de mantenimiento pueden saber en cualquier momento el estado de la instalación y recibir a su Smartphone si hubiera cualquier incidencia en los sistemas.

Eficiencia energética y control

Este proyecto de automatización es clave por parte del cliente para estudiar posibles ampliaciones en este mismo edificio y en otros edificios municipales. Se ha conseguido ajustar las temperaturas para el confort de los trabajadores y controlar el gasto energético.

Reducir estos gastos, especialmente en edificios públicos que acostumbran a tener grandes dimensiones y, por lo tanto, facturas energéticas elevadas, es un paso muy importante que todas las instituciones deberían tener en cuenta.

Josep Pujol

Partner de Loxone, Fabregas Immobles, S.L.

Hablemos de tu proyecto

¿Interesado? Entonces hablemos de tu proyecto con tecnología inteligente Loxone. Si tienes preguntas sobre cómo tener este control en tu negocio, contacta con nosotros y te ayudamos.

"Quiero descubrir más sobre LOXONE"