Transmisión de enfermedades infecciosas: automatización en tiempos de la pandemia de Covid-19

Eva Castilla
Eva Castilla
marzo 19, 2020 in Know How
La pandemia de Covid-19 mantiene el mundo en suspense y tiene grandes implicaciones en nuestra vida cotidiana. Nuestros productos se utilizan en el sector de la salud, por ejemplo, instituciones de atención primaria, residencias de ancianos, centros tutelados, centros para discapacitados e instituciones de apoyo. Es por eso que ahora nos preocupa cada vez más cómo la tecnología de automatización y control puede ayudar a las personas en la situación actual. En este blog, nos enfocamos en el tema de la transmisión rápida de enfermedades infecciosas y cómo la automatización puede ayudar a prevenirlas.

En este contexto, encontramos un interesante artículo que profundiza en el tema de la transmisión de enfermedades, por ejemplo, tocando diferentes materiales como el plástico (interruptores) i el acero inoxidable (manijas de las puertas y manijas de ventanas). Científicos estadounidenses han investigado cuánto tiempo sobrevive el nuevo virus en el aire y en diversas superficies en condiciones de laboratorio y han llegado a las siguientes conclusiones:

  • Aire: 3 horas
  • Cobre: 4 horas
  • Cartón: 24 horas
  • Acero: 48 horas
  • Plástico: 72 horas.

Una enfermedad infecciosa puede propagarse rápidamente en oficinas, transporte público y lugares públicos. En primer lugar, la desinfección regular de las manos y las superficies es importante. Dado que los interruptores y los pulsadores están hechos principalmente de plástico y el virus se adhiere particularmente bien aquí, la automatización puede ayudar a prevenir la transmisión de enfermedades.

Control sin contacto a través de la automatización

En el área sanitaria, el control sin contacto a través de la automatización ya ha llegado a muchas áreas. Un ejemplo serian los grifos de agua sin contacto, dispensadores de jabón o desinfectante, inodoros o puertas correderas. En Loxone hemos estado trabajando intensamente durante años, en el tema del control sin contacto para la vida cotidiana y el trabajo y hacerlos accesibles para todos, independientemente de la edad o condición física.

Por ejemplo, en todas nuestras 18 oficinas de Loxone no utilizamos pulsadores, interruptores, termostatos o dispositivos similares para controlar la iluminación, la temperatura y demás. Nuestros detectores de movimiento con sensores de luminosidad integrados aseguran el control automático de la iluminación. La temperatura se registra a través de sensores en cada estancia y se controla automáticamente en función de la presencia de nuestros empleados.

Si se requiere una intervención manual, se realiza a través de su propio elemento de control (en el lugar de trabajo a través del navegador web o teléfono inteligente). De esta manera, la automatización puede hacer una valiosa contribución a la reducción de la transmisión de enfermedades.

¡Envíanos tus ideas!

¿Tienes una idea de cómo la automatización puede ayudar durante la pandemia de Covid-19? Envíenos tus ideas a [email protected]. Trataremos más temas en los próximos días y compartiremos nuestras experiencias y opiniones en nuestro blog.

"Quiero descubrir más sobre LOXONE"