5 ventajas de controlar la climatización en una casa inteligente

Meritxell Esquius
agosto 24, 2018 in Know How

La climatización en una vivienda es una de las partes más importantes en conceptos de confort y gasto energético. Poder tener un buen control del sistema de calefacción y refrigeración nos permite mejorar significativamente estos aspectos. En una Smart Home, es básico zonificar y hacer que cada habitación tenga su temperatura ideal, controlando así que no se gaste más de lo estrictamente necesario mientras maximizamos nuestro bienestar.

Veamos con más detalle 5 ventajas de controlar el sistema de climatización con Loxone Smart Home:

Cero preocupaciones

La posición de persianas y toldos, las variaciones en la temperatura exterior, la temperatura interior deseada, la calidad del aire… son aspectos que influencian en los sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación de una casa. Olvidarse por completo de estos aspectos y saber que la Smart Home trabaja para que todo ello esté funcionando de la forma más eficiente, se traduce en no tener que perder tiempo adaptando nada. Simplemente te sientes bien.

Aprende la inercia del sistema

Según qué sistemas de climatización se hayan instalado, y según las características de la vivienda en sí, la inercia (el tiempo que necesita para llegar a la temperatura objetivo) será diferente. Loxone Smart Home aprende su comportamiento, haciendo que si en una hora en concreto deseamos una temperatura de confort específica, el sistema se activará justo cuando sea necesario para cumplir su objetivo. Ni antes ni después.

Sabe qué sistema activar en cada momento

La casa inteligente sabe cuándo debe activar la calefacción para calentar la casa o cuándo encender el aire acondicionado para bajar la temperatura. Especialmente práctico en primavera y otoño, en que un día podemos necesitar encender la calefacción y otro sube la temperatura exterior y en consecuencia tener que activar la refrigeración. En función del sistema de climatización, si es un sistema con una inercia elevada, no será rentable los cambios constantes de modo; pero es ideal por ejemplo con los splits de aire acondicionado.*

*Esta función automática estará disponible a partir de la versión 10 del software.

Siempre controlando los costes

El hogar inteligente siempre elegirá la opción más rentable para llegar al objetivo de temperatura interior. Hay días que en lugar de activar el aire acondicionado, se bajan las persianas y toldos el tiempo necesario hasta que el sol no dé a las ventanas y se controla así que no suba la temperatura interior. En el caso que la temperatura exterior sea lo suficientemente baja, se utilizará a través de la ventilación para reducir la temperatura ambiente del interior.*

Además, si la habitación queda desocupada o nos vamos de casa, la Smart Home cambiará automáticamente a la temperatura de ahorro. El sistema de calefacción o refrigeración se ajusta para ahorrar el máximo de energía y proteger la estructura del edificio al mismo tiempo.

*Esta función automática estará disponible a partir de la versión 10 del software.

Cada habitación con su temperatura ideal

El uso que hacemos de la cocina, el baño o el dormitorio es diferente. La temperatura que debe tener cada estancia debe adaptarse a la actividad que realicemos en ella, y no solo esto, sino que también debe ser diferente según el momento del día. Establecer las temperaturas de confort ideales en cada ocasión facilitará que la Smart Home trabaje para conseguirlas de forma eficiente, ofreciendo así el máximo bienestar con el mínimo gasto.

Versión 10:
Una nueva fase para el control de clima

Con la versión 10 del software llega una nueva fase para el control del clima en la Smart Home. Un mayor confort con aún más funciones automáticas. Contacta con tu Partner de Loxone para que te asesore y puedas disfrutar al máximo de un sistema de climatización eficiente, entre otras muchas mejoras más!

"Quiero descubrir más sobre LOXONE"